top of page
Search

La salud mental durante el voluntariado: ¿Cómo abordarla?

El voluntariado es una noble actividad que contribuye al bienestar de la comunidad, pero también puede llevar consigo niveles de estrés. La exposición a situaciones emocionalmente exigentes y la presión por cumplir con expectativas pueden afectar la salud mental de los voluntarios. Es crucial reconocer y abordar el impacto del estrés en los voluntarios para garantizar su bienestar mientras continúan su labor altruista.


¿Qué es la salud mental?



La salud mental es un componente fundamental de nuestro bienestar general que abarca nuestro estado emocional, psicológico y social. Se refiere a la manera en que pensamos, sentimos y nos comportamos en respuesta a las diferentes situaciones de la vida. En otras palabras, la salud mental afecta la forma en que manejamos el estrés, nos relacionamos con los demás, tomamos decisiones y enfrentamos los desafíos cotidianos.

Contrariamente a lo que algunas personas podrían creer, la salud mental no se limita a la ausencia de trastornos mentales. Si bien la ausencia de condiciones como la depresión, la ansiedad o la esquizofrenia es importante, la salud mental también implica tener habilidades de afrontamiento efectivas, relaciones interpersonales saludables y un sentido de bienestar emocional y psicológico.


El Plan Salud Mental y Apoyo Psicosocial en Emergencias: ¿Cómo ayuda a los voluntarios?

El Plan de Salud Mental y Apoyo Psicosocial en Emergencias (SMAPS) es una estrategia diseñada para brindar apoyo emocional y psicológico a personas afectadas por emergencias, desastres o situaciones de crisis. Este plan no solo se enfoca en las víctimas directas del evento, sino también en los trabajadores de emergencia, voluntarios y otros profesionales que puedan verse afectados por el estrés y el trauma asociados con estas situaciones.

El SMAPS tiene como objetivo principal mitigar el impacto psicológico adverso de las emergencias y promover la resiliencia emocional en aquellos que están involucrados en la respuesta y la recuperación. Esto se logra a través de una serie de medidas, que pueden incluir:

Capacitación en primeros auxilios psicológicos: Proporciona a los voluntarios habilidades básicas para brindar apoyo emocional inmediato a las personas afectadas por la emergencia.

Apoyo psicológico continuo: Ofrece asistencia emocional a largo plazo para aquellos que lo necesiten, ya sea a través de servicios de asesoramiento, grupos de apoyo o intervenciones psicológicas especializadas.

Monitoreo del bienestar emocional: Se establecen sistemas para identificar y abordar los signos de estrés, ansiedad o trauma en los voluntarios y trabajadores de emergencia.

Autocuidado: Se promueve la importancia del autocuidado entre los voluntarios, brindándoles herramientas y recursos para manejar el estrés y prevenir el agotamiento emocional.

Coordinación con otros servicios de salud mental: El SMAPS colabora estrechamente con organizaciones y profesionales de salud mental para garantizar una respuesta integral y coordinada a las necesidades emocionales de la comunidad afectada.

El Plan de Salud Mental y Apoyo Psicosocial en Emergencias es una iniciativa crucial que ayuda a los voluntarios y trabajadores de emergencia a enfrentar los desafíos emocionales asociados con su labor, garantizando así una respuesta más efectiva y sostenible ante situaciones de crisis


Componentes de la salud mental

La salud mental se compone de varios aspectos interrelacionados:

Bienestar emocional: Esto se refiere a la capacidad de reconocer y manejar nuestras emociones de manera saludable. Incluye ser consciente de nuestros sentimientos, expresarlos de manera apropiada y gestionar el estrés de manera efectiva.

Bienestar psicológico: Este aspecto implica tener una percepción positiva de uno mismo y de la vida en general. Incluye tener una autoestima saludable, sentirse satisfecho con la vida y tener una sensación de propósito y significado.

Relaciones interpersonales saludables: Las relaciones con los demás desempeñan un papel crucial en nuestra salud mental. Mantener conexiones sociales positivas y tener relaciones de apoyo puede mejorar nuestra salud mental y ayudarnos a superar los momentos difíciles.

Resiliencia y capacidad de afrontamiento: La capacidad de adaptarse y recuperarse de las adversidades es un aspecto clave de la salud mental. Desarrollar habilidades de afrontamiento efectivas nos permite enfrentar los desafíos de la vida de manera constructiva y mantenernos fuertes ante la adversidad.

Equilibrio entre trabajo y vida personal: El equilibrio entre el trabajo, la familia y el tiempo personal es esencial para una buena salud mental. Mantener límites saludables y tomarse tiempo para el autocuidado es crucial para prevenir el agotamiento y el estrés crónico.



¿Cómo afecta el estrés la salud mental del voluntario?


El voluntariado, si bien es una actividad gratificante y enriquecedora, puede llevar consigo ciertos niveles de estrés. Los voluntarios pueden sentir presión para cumplir con las expectativas del proyecto o de los beneficiarios. Esto puede generar estrés, especialmente si se sienten abrumados por las responsabilidades o no están seguros de cómo abordar ciertas tareas. 

Es importante establecer expectativas realistas y comunicarse abiertamente con los líderes sobre las necesidades y limitaciones.

En nuestra experiencia en Fundación Proyecto Maniapure sabemos que al trabajar con personas o en atención médica se enfrentan desafíos difíciles, los voluntarios pueden verse expuestos a situaciones emocionalmente exigentes. Puede ser estresante lidiar con historias de dificultades personales o presenciar el sufrimiento de otros.

Es fundamental que los voluntarios reconozcan sus propios límites emocionales y sientan la confianza de recibir apoyo cuando sea necesario.

También es muy común encontrar que los voluntarios puedan sentir la necesidad de hacerlo todo perfectamente o de superar constantemente sus propias expectativas. Esta autoexigencia puede generar estrés y agotamiento si los voluntarios no se permiten cometer errores o tomar descansos cuando sea necesario. 

Estos son solo algunos de los aspectos que pueden estar presentes durante el trabajo de voluntariado. Aun cuando esta actividad debe enriquecer a los participantes, también hay factores que influyen directamente en la percepción de la actividad, lo que puede afectar directamente en la salud mental del voluntario. Tener en cuenta que estas personas también lidian con emociones, y pensamientos que forman parte del proceso en muy importante.  


Aspectos positivos del trabajo voluntario y la salud mental

El voluntariado puede tener un impacto positivo en la salud mental al proporcionar una fuente de significado, conexión social, alivio del estrés, oportunidades de crecimiento personal y un sentido de gratitud y perspectiva.Observa aquí algunos de los beneficios más destacados:

Este tipo de trabajo brinda la oportunidad de contribuir de manera significativa a la comunidad y a los demás, lo que puede generar un sentido de propósito y satisfacción personal. Sentirse útil y saber que se está haciendo una diferencia positiva en la vida de otras personas puede aumentar el bienestar emocional.

El voluntariado proporciona oportunidades para establecer nuevas relaciones sociales y fortalecer las conexiones existentes. La interacción con otros voluntarios y con las personas a las que se está ayudando puede fomentar el sentido de pertenencia y reducir el sentimiento de soledad.

El participar como voluntario ofrece la oportunidad de adquirir nuevas habilidades, experiencias y conocimientos. Esto puede impulsar el desarrollo personal y profesional, aumentar la autoestima y la confianza en uno mismo. Las personas que participan pueden desarrollar una mayor apreciación por lo que tienen en sus propias vidas y obtener una perspectiva más amplia sobre las dificultades que enfrentan otras personas. Esto puede cultivar sentimientos de gratitud y empatía, lo que a su vez promueve la salud mental.




4 actividades creativas para distraerte y cuidar tu salud mental cuando haces voluntariado

  1. Sesiones de reflexión y apoyo: Organizar sesiones regulares de reflexión y apoyo donde los voluntarios puedan compartir sus experiencias, desafíos y emociones relacionadas con el voluntariado. Estas sesiones brindan un espacio seguro para expresar sentimientos, recibir retroalimentación y obtener apoyo de otros voluntarios y líderes del proyecto.

  2. Actividades creativas en grupo: Organizar actividades creativas en grupo, como la creación de arte, la escritura colaborativa o la música, como una forma de fomentar la expresión creativa y el trabajo en equipo entre los voluntarios. Estas actividades pueden servir como una salida positiva para el estrés y fortalecer los lazos dentro del grupo de voluntarios.

  3. Días de recreación personal: Programar días dedicados a la recreación y al bienestar personal, donde los voluntarios puedan participar en actividades relajantes, como yoga, caminatas en la naturaleza. Estos días ofrecen la oportunidad de recargar energías, reducir el agotamiento y fortalecer la conexión mente-cuerpo. A su vez, permite que los voluntarios puedan crear excelentes recuerdos de actividades fuera del entorno de trabajo o acción, lo que les permite ver el voluntariado bajo otra perspectiva de desarrollo personal.

  4. Proyectos de impacto personal: Facilitar oportunidades para que los voluntarios participen en proyectos que les permitan ver directamente el impacto positivo de su trabajo en la comunidad. Esto puede incluir visitas a beneficiarios del proyecto, historias de éxito compartidas por personas a las que han ayudado o proyectos de seguimiento para ver cómo ha mejorado la vida de aquellos a quienes sirven.

Estas actividades no solo ayudarán a los voluntarios a cuidar su salud mental, sino que también fortalecerán su sentido de propósito, conexión y satisfacción con su trabajo voluntario. Es importante priorizar el bienestar emocional y psicológico de los voluntarios para garantizar su compromiso y eficacia a largo plazo en el proyecto de voluntariado.


Hacer voluntariado en Fundación Proyecto Maniapure



Únete a nuestro apasionante proyecto de voluntariado y haz una diferencia tangible en las comunidades indígenas. Si no puedes comprometerte con el tiempo, considera apoyarnos con una donación. Cada contribución cuenta y nos acerca más a nuestros objetivos de ayudar a quienes más lo necesitan. ¡Tú participación o donación pueden marcar la diferencia en la vida de otros! ¡Únete a nosotros hoy!


14,463 views0 comments

Comments


bottom of page